Recluta-más-rápido

Por qué reclutar más rápido es esencial

16-12-2015 Melt Group

El mercado debe cambiar su manera de gestionar los procesos

La contratación de nuevos trabajadores es sin duda una decisión importante, pero eso no significa que tenga que convertirse en un proceso eterno que se prolonga excesivamente en el tiempo.

Cada vez son más frecuentes las posiciones en las que se realizan hasta 6 entrevistas, como explicaba nuestro Director Ejecutivo Andrea Grinta en esta entrevista. Por supuesto que hay que ser cuidadoso a la hora de evaluar a los candidatos, pero hay que pensar que cuanto más dure la deliberación, mayor será la probabilidad de que el candidato acepte otra oferta, y posiblemente, de la competencia.

Los plazos desde que se abre hasta que se cierra una posición se han visto muy incrementados en los últimos años. Pero para conseguir a los mejores candidatos hay que trabajar más rápido y contratar de manera más ágil.

Estas son algunas de las razones por las que deberías comenzar a reclutar más rápido. Quizás tengas que volver a evaluar tus métodos internos y redefinir la gestión de los procesos de selección.

– Permite ahorrar dinero y recursos: Piensa en el tiempo, esfuerzo y recursos que dedican tus consultores al realizar las búsquedas, las entrevistas con candidatos y demás. Una contratación más rápida permite eliminar o al menos minimizar muchos de estos costes.

– Contratación de los mejores candidatos: Cuanto más rápido reclutas, más posibilidades tienes de contratar a los mejores candidatos del mercado. Tendrás acceso a los mejores talentos sin que se decanten por otras empresas.

– Procesos más eficientes para los candidatos: Ser más dinámico y efectivo en los procesos de selección te diferencia de la competencia y mejorar mucho la experiencia del candidato durante el proceso de selección.

– Mejores tasas de respuesta y aceptación de la oferta: Un proceso de selección rápido suele generar tasas de respuesta mucho más altas. Los candidatos estarán encantados de tener feedback tan rápido. Además, reducir los tiempos entre entrevistas da menos tiempo a los candidatos para reconsiderar la oferta. También les da menos tiempo para hacer entrevistas en otras empresas o escuchar contraofertas de su empresa actual.