Employer Branding: la guerra por el talento

19-06-2020 Melt Group

Vivimos en una era en la que las personas son el activo más importante de una empresa. El pilar fundamental que impulsa el trabajo y que hace que las compañías funcionen es el equipo humano que forma a cada organización, y dada la gran competitividad que existe entre empresas, nos encontramos en una lucha constante por tener (y atraer) el mejor talento para alcanzar el éxito empresarial.

La fidelización del talento es, a día de hoy, uno de los grandes desafíos empresariales ya que nos encontramos en plena revolución digital. Para poder afrontar esta transformación es necesario tener un gran equipo de profesionales con las habilidades y conocimientos que la empresa necesita.

Aquí entra el concepto de Employer Branding o Marca Empleadora, una expresión que habla de la marca de la empresa y su estrategia para convertirse en una organización poderosa en relación a sus trabajadores.

¿Qué es Employer Branding?

La Marca Empleadora no es otra cosa que la imagen que tiene una compañía, además de hacia sus clientes, hacia sus propios empleados, pero sobre todo la imagen que perciben los posibles candidatos a trabajar en esa compañía. Aquí entra el principal reto de las empresas y su lucha entre competencias.

En este contexto, el talento profesional en el mercado laboral escasea y además tiene a su alcance diversos medios (redes sociales, blogs, opiniones de empleados…) para conocer la reputación y carácter de cualquier empresa y decidir si le interesa formar parte de ella o no.

De esta manera, el centro de atención de las empresas deberá ponerse en atraer, enamorar y fidelizar a los profesionales con las competencias y las habilidades necesarias  con las que cuenten las organizaciones.

¿Cómo atraer el mejor talento?

Para poder fidelizar y atraer a los mejores profesionales debemos tener una estrategia de Employer Branding planificada:

1. El primer paso es conseguir que los empleados de tu empresa sean los principales embajadores de tu marca. Cada una de las personas que forman tu organización deben sentirse cuidadas, valoradas y sobre todo motivadas con el trabajo que realizan. De esta forma darán a conocer su pasión por su empleo y su amor por la empresa en la que trabajan.

2. Tu organización ha de ser transparente y real. La Marca Empleadora no pretende vender humo a sus futuros candidatos sino que debe ser sólida con sus valores corporativos y la forma de trabajar con los empleados. Muestra las cosas tal y como son y si hay algo no te gusta siempre puedes mejorarlo o cambiarlo.

3. Como decíamos al principio, las personas son el activo más importante de una empresa, por ello antes de buscar el mejor talento debes saber qué es lo que busca un profesional en su puesto de trabajo y así crear una propuesta de valor atractiva.

4. La imagen en redes sociales es una ventana al corazón de una empresa. Debemos cuidar la imagen y transmitir los valores corporativos a través de las redes que sean adecuadas para tu compañía. Crear contenidos atractivos y actualizados será un gancho para atraer al talento. Pero también es importante participar y escuchar activamente con la comunidad que crea tu empresa.

Como se puede comprobar, para poder tener una estrategia de Employer Branding efectiva hay que analizar el estado de la organización en su término de marca y además establecer los objetivos y plan de acción para conseguirlos.

¡Más posts de Melt Group aquí!